Un telescopio en el interior de Australia capta espectaculares imágenes de la Vía Láctea

Tomado: CNN

20 Noviembre del 2019

Un telescopio en el interior de Australia nos ha dado una nueva perspectiva de la Vía Láctea en un nuevo conjunto de fotos espectaculares. Los científicos usaron el Murchison Widefield Array (MWA) para mostrarnos qué veríamos si el ojo humano pudiera ver ondas de radio, según un comunicado publicado el miércoles.

La Vía Láctea es una galaxia espiral con barras, en la cual una región en forma de barra en el centro está rodeada por un disco de estrellas y nubes de gas que existen principalmente en sus cuatro “brazos” espirales.

Este mosaico de 28 imágenes muestra la Vía Láctea arqueándose sobre el Faro de Guilderton en Australia Occidental.

Observar y estudiar nuestra galaxia puede ser un poco como tratar de ver un bosque entero mientras se está de pie dentro de él. Pero en lugar de árboles que oscurecen la vista, es gas y polvo. El uso de ondas de radio nos da una nueva perspectiva, revelando más de los secretos de la Vía Láctea.

“Esta nueva vista captura la emisión de radio de baja frecuencia de nuestra galaxia, mirando tanto en detalles como en estructuras más grandes”, dijo la astrofísica Natasha Hurley-Walker, del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía (ICRAR).

Esta nueva vista de la Vía Láctea muestra las frecuencias de radio más bajas en rojo, las frecuencias medias en verde y las frecuencias más altas en azul.

“Nuestras imágenes miran directamente en el medio de la Vía Láctea, hacia una regiónx que los astrónomos llaman el Centro Galáctico”. Además de proporcionar una nueva vista de la galaxia, los investigadores también descubrieron los restos de 27 estrellas enormes. Hubieran sido al menos ocho veces más grandes que el Sol antes de explotar en supernovas, según los investigadores.

Este mosaico de 104 cuadros muestra la ubicación de una supernova que explotó hace 9.000 años.

Si bien se han visto muchos restos de supernova antes, el MWA es capaz de encontrar aquellos que son más antiguos y más alejados de los que ya conocemos.

“Esto es realmente emocionante para nosotros, porque es difícil encontrar restos de supernova en esta fase de la vida; nos permiten mirar más atrás en el tiempo en la Vía Láctea”, dijo Hurley-Walker. Si bien el MWA nos ha permitido obtener una nueva perspectiva de la Vía Láctea, pronto será superado por el radiotelescopio más grande del mundo, el Square Kilometer Array.

Los 27 restos de supernova recién descubiertos se muestran en esta imagen.

El nuevo telescopio, que se construirá a partir de 2021, será miles de veces más sensible y tendrá una mucho mejor resolución, según Hurley-Walker. Como resultado, “debería encontrar los miles de remanentes de supernova que se formaron en los últimos 100.000 años, incluso al otro lado de la Vía Láctea”, agregó.

Ashley Strickland.

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*