El problema de salud de los educadores es muy grave, en Bogotá cada día por invalidez se pensionan dos educadores y se reduce trabajo a otros dos.1ª parte

las Eps se quedan con más de la mitad de las cotizaciones. El sindicalismo tiene parte de responsabilidad en este problema.

 La salud no debe ser más privada, debe haber una lucha por defender la salud como un derecho con total responsabilidad del Estado.

fotos salud colomb
viva.org.co

El periódico Leonardo da Vinci se suma a la oleada de indignación nacional por la problemática tan delicada en salud, debido a la aplicación de la Ley 100 este periódico quiere corear con el pueblo el rechazo a esta política que pretende generar más ganancias para el sector privado, a costa de prestar “un servicio” que lo enriquece de manera exagerada, llevando una prestación más deficiente a cientos de colombianos.

Política que desconoce la salud como un derecho. Dichas medidas niegan de manera “legal” la autonomía del médico. Es innumerable la cantidad de estudios como los de la Universidad Nacional. (1) Más de 11.400 denuncias por incumplimiento de EPS, negligencia en entrega y sobrecostos de medicamentos, procedimientos, exámenes, cirugías, aplicación del paseo de la muerte y desacato de tutelas. Denuncias hechas, incluso, por el mismo Ministerio de Salud: “el fármaco contra el cáncer con un costo de: $3.2 millones y las Eps lo declaran con un costo de $6.5 millones; el Sorafenib para cáncer de hígado de $6.1 millones, declarado por las Eps en $14.millones”. Agrega el Ministerio de Salud “que los medicamentos están siendo recobrados a valores muy superiores a los precios promedio de venta de los laboratorios… que hace suponer prácticas perversas en la definición de sus valores”. (2)

La ley 91 del 89 pionera de la privatización de la salud en Colombia. Impone la ganancia en el manejo de salud y elimina la responsabilidad estatal

Los educadores no estamos al margen de las medidas de Emergencia social, son la consolidación de la ley 100 en salud. El proceso de privatización lo promovieron el gobierno y la dirigencia sindical de este gremio, con la aparición del Fondo Prestacional del Magisterio creado por la Ley 91 del 89, en la que se pasa de un servicio estatal de relativa buena calidad, a un servicio privado, de muy mala calidad. Reza en dicha ley: ”Garantizar la prestación de los servicios médico-asistenciales, que contratará…”(3) Servicio convenido, desde entonces por el mismo Fondo y empezando así, un proceso de aumento de cuota tanto del docente como del Estado para beneficiar a las empresas privadas, ya sean Médicos Asociados, UT Norte. Reglamenta además, un 10% de cuota  del sector privado para financiar dicho Fondo, es claro que con los dineros de los educadores y del Estado, el sector privado empieza a tener un beneficio increíble.

La Ley 91, tan defendida por las direcciones de Fecode reglamentó las cuotas del trabajador y el patrón en 5 y 8% respectivamente. Y no sólo le cobra al educador esta cuota mensual, sino que además cobra cuota de inscripción en cada aumento salarial, correspondiente a un tercio de su salario. Descuenta un 5% de cada mesada pensional haciendo que sea el trabajador el que asuma, buena parte del pago de salud, permitiendo así, que el Estado renuncie de la responsabilidad de garantizar la salud como un derecho. En el numeral nueve del artículo octavo, de la Ley 91 se habla de inversiones y préstamos con fines de rentabilidad. ¿No es esto acaso el lo que se ha hecho en los últimos tiempos con la Ley 100, que los fondos de pensiones y cesantías de los trabajadores se presten para beneficio de privados?

Ésta, tan bondadosa ley no sólo empieza el proceso de privatización, sino que consagra la eliminación de la retroactividad de las cesantías y la pensión gracia para los educadores desde enero de 1981. Unas prestaciones que en la época actual se hacen más necesarias para los educadores, más que todo para las generaciones jóvenes que no tienen sino un mísero salario.

La Ley Barco- Fecode niega a los docentes colombianos la prima de vacaciones establecida para todos los trabajadores. Aunque se incluye en el artículo décimo de esta Ley, el compromiso de pago de deudas por parte de la Nación y los entes territoriales, por prestaciones al Fondo, la misma dirección sindical en varias circulares denuncia “…que a pesar de que el gobierno se comprometió en el pago de deudas al Fondo en un plazo de diez años, ya se cumplen veinte años y el Estado no ha cumplido el compromiso de la deuda que sobrepasa los 25 billones…”(4)

Ley 812: niega las prestaciones sociales a los docentes provisionales, les aumenta la edad de pensión y sube las tasas de cotización. Ley con voto favorable de los senadores Dussán y Avellaneda del Polo Democrático

marcha salud
bseguros.blogspot.co

La privatización se consolida con la Ley 812 o Ley del Plan de Desarrollo, afilia al educador provisional al FPSM, sin tener estabilidad laboral para pagar éstas cuotas, tampoco le garantiza su pensión y cesantías, apenas un servicio médico de mala calidad. Niega también, el régimen especial en la liquidación pensional, imponiendo a estos compañeros el sistema de Ley 100. Les aumenta la edad de pensión a 57 años. Autoriza el aumento de la tasa de cotización del docente y del Estado, en proporciones definidas por el Consejo directivo del FPM, afirma además, que el aumento correspondiente al estado, no significará una cuenta adicional, sino que dichos recursos serán sacados del presupuesto congelado para educación del Sistema General de Participaciones. Incluso retira de la administración del FPM a la Previsora y subdivide en tres cuentas la plata del Fondo: salud, pensiones y cesantías.

No se sabe en esta ley que será peor, si el aumento de la edad en las condiciones actuales, en las que nadie quiere ser maestro por las pésimas condiciones laborales o la liquidación de pensión en la Ley 100. Es un abuso completo cobrar una cantidad de plata al compañero provisional, sin tener garantizada su estabilidad laboral que le permita acceder a dichas prestaciones. Tanto que se habla de crear un Estatuto único, ¿para qué? si el gobierno ya lo hizo, un Estatuto que le niega todas las garantías laborales a los profesores de nuevas generaciones.

Aunque el gobierno nacional en la Ley 812 habla de confirmar los servicios de salud establecidos en la Ley 91 del 89, lo que permite en la práctica, es negar dichos servicios a través del Acuerdo Cuatro de 2004. Aumentar las tasas de aportes del maestro, es una manera de recargar más en el trabajador el pago de este servicio, en condiciones en las que el salario está congelado hace ya muchos años. Subir dichas cotizaciones para favorecer las ganancias de las empresas.

El hecho de dividir la cuenta única del Fondo en tres subcuentas huele a que hay más de un lobo feroz, lamiéndose la lengua por esta plata de los educadores colombianos. Retirar a la Previsora como administradora de los recursos del Fondo para cederla a particulares permitirá que pongan cualquier pretexto para no pagar al educador lo que le pertenece. Por otro lado, declarar que la cuota del aumento de parte del Estado no será de una adición presupuestal, sino de los mismos recursos congelados para educación, significa que se podrán cerrar cursos, escuelas, colegios, retirar personal docente o administrativo, como se prevé que pasará por estos días, todo porque hay que darle más plata a los negociantes de salud.

Esta Ley en su totalidad es nefasta para los educadores y es increíble que los defensores de los docentes” hayan dado voto favorable, es una vergüenza que los senadores Dussán y Avellaneda, del Polo Democrático voten tan deplorables medidas. Para estos días, después de las elecciones parlamentarias se sabe del descabezamiento del congresista Dussán indicando que, el magisterio empieza a identificar a sus falsos defensores.

     El acuerdo cuatro de 2004, estocada final al régimen especial de salud de los educadores

Impuesto por la ministra Cecilia Vélez y aprobado por la dirección del Fondo Prestacional del Magisterio (FPM), es la ejecución de la Ley 812 o Ley del Plan de desarrollo de Uribe. Medida dirigida a negar los servicios básicos de la población y constituyen parte de la política internacional orquestada desde organismos multinacionales. Este acuerdo decide darle una estocada final al régimen especial en salud de los docentes, aumentando las cuotas del trabajador al doble 7.8% y del pensionado en 12% subiendo así 50 y 150%. Dicho aumento se hizo con el pretexto de que el servicio iba a ser exclusivo, de mejor calidad y el maestro podría elegir las empresas prestadoras. Esto se convirtió en la aplicación por ene mil veces de la fábula de La Fontaine “El cuervo y el zorro”, otro engaño para los educadores, el servicio empeoró, la exclusividad no existió y la elección fue la excusa para darle a las empresas más ganancias y que éstas eliminarán el régimen especial unificado en todo el país.

Medidas respaldadas por la dirección sindical a lo largo y ancho del país, porque más de uno tiene interés en comer de la rica torta, como sucedió en Bogotá. Cogieron la plata de las cooperativas de educadores para armar una empresa fracasada de salud, con pérdidas escalofriantes para los bolsillos de los docentes y una pésima atención. Este acuerdo establece además, un “vademécum” o Pos más conocido, popularmente. Restringiendo así, una verdadera atención al enfermo. Agrega este Acuerdo que: “para los medicamentos que no estén incluidos en dicha guía debe haber un procedimiento para su aprobación”. (5) Afirmación ratificada en los actuales contratos de la Previsora con las empresas prestamistas

salud Colom
viva.org.co

Incluso, se pierde la unidad nacional en el servicio, los educadores de todas las regiones de Colombia tenían los mismos servicios y de la misma calidad. Con este acuerdo las empresas burlan una atención digna, mucho más cuando se han acabado las formas de control y vigilancia por parte de los delegados del magisterio. Implementa también, el sistema de capitación, es decir pago fijo por paciente atendido, lo que llevó a una reducción de recursos del Fondo para salud pasando de 13 a 9%. Delegados de la misma Fecode denuncian que este 9% ha sido rebajado para 2008. Del total de los contratos entre el Fondo, la UT norte y Médicos Asociados, ambos de 2008, por dos años, han dejado a cada empresa un margen de ganancia sólo por administración del 48.32%. El de Médicos Asociados por un total de $76 mil millones le queda a esta empresa por este concepto $37 mil millones.

A lo que hay que aumentarle sobrecostos de fármacos,exámenes y procedimientos.(6) Se reduce todavía más la inversión en salud para los afiliados al declarar la capitación por vulnerabilidad. Después de tanta ganancia para las empresas, la pregunta del millón sería: ¿al fin, cuánto queda para la inversión en salud? Este es un paso más en la aplicación de la Ley 100 a educadores, lo que explica las angustias, mendigando su derecho a la salud. Son demasiadas pruebas que demuestran que la privatización de la salud no es nada conveniente para los trabajadores y debe acabarse.

De facto existe la ley 100

 En la actualidad hablar de régimen especial en salud es demagogia

Veamos algunas de las manifestaciones de la implementación del Acuerdo Cuatro o Ley 100 a educadores: citas a medicina general pasaron de 24 horas a siete u ocho días. Antes había toda clase de atención los sábados, ahora ni siquiera quieren entregar medicamentos. Más obstáculos para una cita especializada, hasta varios meses, tiempo de atención por consulta reducido a quince o diez minutos, en los que no se alcanza a hacer una evaluación rigurosa del malestar del paciente. Generalizando la tendencia a declarar que no tiene nada y que lo máximo que se le puede dar es algo para el dolor.

De nada sirve, en estos casos, que la humanidad haya inventado tantos aparatos, escáneres, mamografías, electrocardiogramas, microscopios, máquinas ecográficas y demás, si el médico por orden de sus superiores le dice al paciente de entrada, que no tiene nada. Esto constituye una seria contradicción entre el avance permanente de la ciencia y la medicina, tanto en producción de nuevos fármacos como en procedimientos que contribuyen a mejorar las condiciones de salud de la humanidad. El asunto radica en que los avances no se pueden aplicar, porque la salud se privatizó y ha hecho que el interés principal sea el de la ganancia, antes que prestar una adecuada atención. Esto ha llevado a un retroceso en la calidad del servicio de salud de todo el pueblo colombiano.

Los medicamentos se reducen a su mínima expresión como ibuprofeno y omeprazol, mayor uso de genéricos que han demostrado, algunos, más efectos secundarios y menor incidencia en el tratamiento. Lo dice el mismo ministro de la Protección que hay sobrecostos en los mismos, de manera exagerada y lo afirman docentes que han hecho sus propias averiguaciones. No está lejos la situación de salud de los maestros a la del resto de colombianos, la tendencia ha sido a unificar por lo bajo, menos autorizaciones a exámenes y procedimientos y mayores costos para los usuarios.La entrega de fármacos se convierte en otro problema, se va al médico, da la autorización, si el afiliado no tiene carné no se lo entregan y eso que el mismo contrato de 2008 afirma que no tener dicho documento no puede ser razón para negar este servicio. (7) Tiene que hacer filas para presentar la fórmula y luego para reclamar, cuando ha hecho las filas le dicen que no lo tienen en reserva y que debe volver, puede ir tres o cuatro veces y nada, mientras tanto la enfermedad no espera, piensa que su salud…

   Concha Benavides

 Notas

1)  Universidad Nacional, página web, octubre 2009

2) El Tiempo, enero 2010

3) Ley 91 de dic. de 1989.El subrayado es nuestro.

4) Circular de Fecode, mayo 2009

5) Acuerdo Cuatro de 2004. Aprobado por la Directiva del fondo Prestacional del magisterio.

6) Contratos de Médicos Asociados# 1222-17 de 2008 de UT Norte # 1222-15 2008. Ambos por dos años.

7) Ibid.

8) Cuadro Enfermedades más frecuentes en Bogotá, Unidad de gestión Humana, Sed vigencia 2009. Veedores de Salud de ADE

**9 Descarga laboral por solicitud médica. Muestra 19 localidades de Bogotá, vigencia 2009.Gestión Humana Sed. Veedores Salud ADE

**10 Circular Fecode , julio 2 de 2009. En- trevista Dr. Leonardo Conti Jefe de Medicina Laboral de Médicos Asociados.

**11  Conceptos  Médicos  vigentes  a  2009. Unidad de Gestión Humana de la Sed. Veedores Salud Ade

**12 Cuadro de presupuesto de salud de maestros de Bogotá, periódico Leonardo daVinci

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*