Así es el Día de los muertos en México

Tomado: DW Made for minds

Los mexicanos dedican cantos y rezos durante la madrugada del 1 y 2 de noviembre cuando las ánimas arriban del inframundo, según dicta esta tradición de raíz indígena. El Día de los muertos es una celebración masiva.

Música y alegría para los que ya se fueron

La festividad del Día de Muertos, convertida ya en un símbolo dentro y fuera de México, fue catalogada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2003. Durante la maratónica jornada es frecuente que en los panteones de los cementerios también suene la música de mariachi o de tríos de guitarra para consentir “a los que se han adelantado en el camino”.

Festejos para niños y adultos

Aunque las costumbres de la festividad pueden variar entre las diferentes zonas de México, todas coinciden en el reencuentro entre vivos y muertos como el motor principal de la celebración más querida e importante para los mexicanos. Los desfiles y celebraciones se realizan el 1 y el 2 de noviembre, pero comienzan a finales de octubre.

Llegan las catrinas

Ya el 27 de octubre, la ciudad de México organizó actividades alusivas al festejo, que este año iniciaron con un desfile masivo de “catrinas”, el famoso personaje creado por el caricaturista José Guadalupe Posada en 1910, al que se sumó una ofrenda en el Bosque de Chapultepec.

Megadesfile por el Paseo de la Reforma

Este sábado, 2 de noviembre, un megadesfile dedicado al Día de Muertos transita por la céntrica y turística avenida de Paseo de la Reforma. En el evento participan “más de 2.500 artistas, carros alegóricos y grupos coreográficos”, según las autoridades capitalinas.

Ofrendas a los difuntos

El olor a cera fundida se mezcla con el aroma de las flores de cempasúchil colocadas sobre las tumbas de los cementerios mexicanos, a los que miles de personas acuden para recordar a sus difuntos durante el tradicional Día de Muertos. En la foto, detalle de una ofrenda del diseñador francés Jean Paul Gaultier en honor al muralista Diego Rivera y a la pintora Frida Kahlo, en el Museo Anahuacalli.

Calaveras de azúcar para todos

En la foto, calaveritas de azúcar en Guanajuato, preparadas para la venta en un mercado callejero. “Se cree que los espíritus andan vagando por aquí, así que nos sentimos muy contentos de reencontrarnos con nuestros muertitos”, dijo a la AFP Francisco Rubio, un comunicador de 68 años.

Color, sabor y honores a los difuntos

Frente a las tumbas, los visitantes montan coloridos altares en honor a sus seres queridos, a quienes les dedican cantos y rezos durante la madrugada del 1 y 2 de noviembre cuando las ánimas arriban del inframundo, según dicta esta tradición de raíz indígena.

Las almas que llegan de Mictlán

De acuerdo con esta celebración, que mezcla raíces indígenas con tradiciones cristianas de la época colonial española, la madrugada del 1 de noviembre las almas de los niños arriban provenientes del “Mictlán”, como los mexicas llamaban al inframundo.

Ofrendas para las almas adultas

En tanto, el 2 de noviembre está dedicado a las ánimas adultas, a quienes reciben con alimentos y bebidas que han sido preparados una noche antes.”El Día de Muertos es una expresión que se hecho masiva, en la que el mexicano ha modificado o incorporado nuevos elementos a la idea de la mexicanidad”, explicó a Efe Octavio Murillo, director de acervos del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.

Fascinación en todo el mundo

Pero la fascinación por esta tradición no solo ha permeado entre los mexicanos, también entre los extranjeros, quienes han adoptado la festividad por su significado y colorido. El filme de James Bond “Spectre” (2015), en el que aparece una procesión en México con calaveras, y películas como “The Book of Life” (2014) y “Coco” (2017) han incrementado la popularidad de la festividad en el mundo.

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*