Cerrado el nocturno San Isidro nororiental

La Comunidad se organiza

En los primeros días de septiembre la Secretaría de Educación de Bogotá ordenó el cierre del colegio San Isidro nororiental.                  

La verdad sea dicha que al niño del que tanto hablan los documentos del Banco Mundial y la Secretaría de Educación le quitaron 9 mil millones para su educación, de ahí que haya empezado la época de cierre de escuelas y colegios como ha pasado con la salud.

No valieron las miles de solicitudes, cartas derechos de petición y la demostración justa de la comunidad de que este había sido construido en buena parte con los fondos y esfuerzos de la comunidad.

La Secretaría de Educación contrarió hasta el oficio de la empresa de Acueducto quien manifestaba que no se pedía el desalojo del colegio, como se ordenó.

Lo bueno de todo fue que la comunidad constituyó un germen de organización llamado Frente Común en defensa del colegio, quien organizara la resistencia al cierre.

 Aunque la Secretaría de educación sigue utilizando toda clase de argucias para engañar a la comunidad llamando a la concertación, lo cierto es que este es el cuarto colegio nocturno que se cierra en Bogotá.

Los hechos demuestran que de hecho se niega uno de los fundamentales derechos que tiene el niño de esta comunidad de más de 12 barrios.

El pretexto de ronda de quebrada que se aplicó al nocturno y no al diurno, al colegio distrital y no a los dos colegios particulares vecinos a quienes les atraviesa una quebrada de verdaderas dimensiones, no la ínfima y ridícula que pasa por nuestro colegio desde hace más de 60 años.

El espíritu medioambiental de la Secretaría de Educación es una burla y un atentado al niño de que tanto hablan.

Llamamos a las otras escuelas y colegios a que se organicen y rechacen la eliminación de la educación pública.

  Frente Común en defensa del colegio San Isidro nororiental.

 

 

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply