El cambio del régimen de los Estados Unidos en Venezuela: la evidencia documentada

Por: Tony Cartalucci

25.01. 2019

Tomado Global Research.ca

La nación latinoamericana de Venezuela enfrenta una peligrosa desestabilización con los Estados Unidos y sus aliados, que han reconocido a la figura de la oposición  Juan Guaidó como “presidente” y declaran que el actual presidente venezolano, Nicolás Maduro, ya no es reconocido.

En respuesta, el presidente Maduro ha exigido al personal diplomático de Estados Unidos que abandone el país.

Según los informes, las protestas y las contra-protestas han tomado las calles cuando ambas partes intentan tomar la iniciativa psicológica y política.

       ¿Por qué Venezuela? 

Según el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, el ímpetu por el repentino interés de Washington por Venezuela es el sufrimiento del pueblo venezolano.

En un comunicado, Pompeo dijo que Washington apoyaría al líder opositor Juan Guaidó mientras establece un gobierno de transición y prepara al país para las elecciones. 

“El pueblo venezolano ha sufrido durante bastante tiempo bajo la desastrosa dictadura de Nicolás Maduro”, dijo Pompeo. “Pedimos a Maduro que se haga a un lado a favor de un líder legítimo que refleje la voluntad del pueblo venezolano”.  

En realidad, la motivación de Washington es el hecho de que, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) , Venezuela tiene las reservas de petróleo probadas más grandes de la Tierra, más que Arabia Saudita y que representa casi una cuarta parte de toda la producción de la OPEP.

EE.UU. No necesariamente necesita este petróleo en términos de energía, pero si en términos de mantener un orden internacional unipolar liderado por EE. UU., Las naciones que controlan o paralizan grandes cantidades de hidrocarburos impiden la aparición de una nación multipolar en todo el mundo en desarrollo. Liderado por el resurgimiento del poder global – Rusia – y el nuevo poder global emergente – China.

Una Venezuela gobernada por un orden político estable capaz de producir riqueza a partir de sus reservas masivas de petróleo, y dedicada a una alternativa multipolar al actual orden internacional de Washington, es intolerable para Wall Street y Washington y explica la gran cantidad de tiempo, energía, dinero y recursos. Estados Unidos ha invertido en desestabilizar y derrocar al primer presidente Hugo Chávez, con un intento de golpe de Estado en 2002, y ahora al presidente Maduro.

La injerencia estadounidense en Venezuela

Incluso la prensa occidental ha admitido que Estados Unidos se ha inmiscuido por mucho tiempo en los asuntos internos de Venezuela mediante la financiación de la oposición.

El Reino Unido en un reciente artículo titulado, “Jefe militar de Venezuela declara lealtad a Maduro y le advierte a Estados Unidos no intervenir,” (énfasis añadido):

Estados Unidos tiene una larga historia de interferir en los gobiernos elegidos democráticamente en América Latina y en Venezuela ha tratado de debilitar los gobiernos elegidos tanto del Señor Maduro como el Sr. Chávez.

Algunos de esos esfuerzos se han reflejado en la distribución de fondos a grupos de oposición a través de organizaciones como la Fundación Nacional para la Democracia, mientras que algunos otros han sido en forma de simple propaganda.

Mark Weisbrot, codirector del Centro para la investigación económica y política en Washington, dijo que durante los últimos 20 años ha sido la política de los Estados Unidos buscar un cambio de gobierno en Caracas. El reconocimiento del Señor Trump al señor Guaidó fue el esfuerzo más evidente para debilitar al gobierno.

Está claro que Estados Unidos está financiando prácticamente todos los aspectos de operaciones de la oposición – desde medios de comunicación y asuntos jurídicos, hasta el adoctrinamiento y  planificación política, la interferencia en la economía y el aprovechamiento de los “derechos humanos” para proteger agitadores de cualquier intento de arresto financiados por EE.UU

El Fondo Nacional de los Estados Unidos de la democracia (NED) en su propia página admite interferir ampliamente en todos los aspectos imaginables de los asuntos políticos internos de Venezuela con fondos dirigidos a:

  • Capacidad estratégica de actores democráticos locales
  • Cohesión de comunicación estratégica
  • Defensa de los derechos humanos de víctimas
  • Desarrollo de herramientas para la ágil comunicación
  • Empoderar a los ciudadanos a través del diálogo de política Local y nacional
  • Facilitar la ayuda humanitaria
  • Formulación de un paquete de reformas de política pública integral
  • Fomentar la planificación de la situación y análisis estratégico
  • Fomento de la pequeña empresa en defensa de la democracia y el libre mercado
  • Mejora de la gobernabilidad democrática en Venezuela
  • Mejora de la gobernabilidad democrática Local
  • Liderazgo empoderamiento y participación sociopolítica
  • Supervisión de las condiciones de los derechos humanos
  • Seguimiento de la situación de los derechos humanos
  • Promover el acceso a la justicia y los servicios públicos
  • Promover mecanismos de control
  • Promover el periodismo ciudadano
  • Promover la participación ciudadana y la libertad de expresión
  • Promoción de la gobernabilidad democrática
  • Promoción de valores democráticos
  • Promover el diálogo y la reconciliación
  • Promover la libertad de asociación
  • Promoción de la libertad de expresión y acceso a la información
  • Promover los derechos humanos
  • Promoción de periodismo independiente
  • Promover la sensibilización y el compromiso
  • Promover el estado de derecho

Traducción: Equipo del Leonardo da Vinci

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*