El problema de salud de los educadores es muy grave, en Bogotá, cada día por invalidez se pensionan dos y se descarga a otros dos. 2ªparte.

Incertidumbre y desesperanza viven los griegos

“La depresión presente en los maestros se debe a falta de reconocimiento de ellos como profesores. Causa traslados de colegios, niños desnutridos y desmotivados en el estudio. Esto ataca la poca salud que le queda al maestro. La depresión llega a un hiper-estrés por dictar clase a 55 alumnos sin suficiente ventilación, con mucho ruido y poca luz. El estrés, es desgaste del organismo constante, al punto de agotar al educador, la adrenalina se acaba. Se suma a esto la responsabilidad familiar y las pocas garantías laborales, todo esto afecta la estabilidad física y emocional del docente” (1) 

…esta primero, así que lo compra. Mientras en sus recibos de medicamentos de la Eps ve unas cifras muy altas, en las averiguaciones que ha hecho, ha visto que el mismo, del mismo laboratorio es mucho más económico. En la época de terminación de contratos las empresas deciden no entregar ningún medicamento, aunque el contrato afirma que está en la obligación de entregarlos treinta días después, para los casos crónicos y ya formulados. Igual sucede con la valoración que hace de cirugías, ¿qué determina que x cirugía cueste $ 50 millones o mucho más, si la empresa paga los mismos cirujanos y demás? Las cirugías son otro dolor de cabeza para muchos, pueda que el especialista la autorice, pero hay que ir a la cita de anestesiólogo, que a lo mejor nombran cinco por cada diez mil afiliados. Estando en estas, se pasa la fecha de la cirugía y hay que empezar todo el proceso otra vez. Y la enfermedad sigue progresando. Ni qué decir, cuando la cirugía no queda bien hecha y le genera más problemas al enfermo. ¿Quién responde?, si antes lo han obligado a firmar para que sea éste el que asuma la responsabilidad y no la empresa. Con la historia clínica, siempre hay una excusa para que el médico no la tenga a su disposición.

La ley del absurdo rige en la legislación de salud, descontar el 30% del salario al trabajador por incapacidad, en el momento que más lo necesita, cuando se está más enfermo se debe tener más solvencia.

No se sabe a estas alturas porque la dirección de Fecode no ha luchado en tantos años para que haya un cuadro de enfermedades profesionales legalizado, de los educadores. En esta época queda muy claro que el hiper estrés, como dice el doctor Conti y otros, es el generador número uno de las enfermedades padecidas por los educadores. Habiendo este cuadro de enfermedades, en el que aparecen las osteomusculares con el 39%, las de la voz con 20%, las mentales con 19% y otras con 22%.(2) Creo que esta información no refleja del todo la realidad. Sin embargo el problema radica en que los compañeros que se deben pensionar por invalidez, no se les tiene en cuenta su enfermedad como profesional, aquellas que se generan por el mismo trabajo, esas deben tener una indenmización y una liquidación de pensión por incapacidad del 100% de su salario. Pero sin cuadro establecido, la empresa se lo pasa por la faja y declara una liquidación pensional, muy por debajo del salario que tiene en ese momento el educador. Y eso le produce más angustia, de saber que ahora está enfermo y recibirá mucho menos de su mísero salario.

Urgencias, que no tienen nada de urgencias, pues los traficantes de la salud se han inventado toda clase de medidas para desmejorarlas, requieren un enfermo que se esté muriendo. Esto por no contratar suficiente personal médico, hacen que muchas personas tengan que esperar hasta siete u ocho horas, llevando al paciente al desespero de ir a otra empresa y pagar otra cantidad de dinero, fuera de la costosa, que está pagando. Muchas veces el paciente es visto por médico general y se le niega la atención del especialista. El servicio de ambulancias, en algunos casos, es otro dolor de cabeza. Para el contrato de 2008 el gobierno cambia los términos, imponiendo el sistema de capitación por vulnerabilidad, declaran del presupuesto total de los contratos, determinando que debe haber más porcentaje para niños y ancianos y mucho menos porcentaje para jóvenes y adultos.

Stiglizt 3
Demasiadas preocupaciones y nada de estímulos

No sólo con la capitación se reduce presupuesto para la atención del enfermo, al colocar una tarifa fija por paciente, sin tener en cuenta que puede requerir mucho más dinero para su tratamiento. La cosa se agrava al declarar esta capitación por vulnerabilidad, es decir, declarar que hay menos presupuesto para las mayorías. El asunto es que el grueso mayoritario de maestros y familiares está en este bloque, que tiene menor presupuesto. No importa que se esté haciendo una cotización mensual muy elevada, casi en $300.000 la mayoría y casi $500.000 los pensionados, lo que se permite así jugosas ganancias para dichos traficantes a costa del padecimiento del educador o sus familiares. Asignar una cantidad fija por afiliado no permite una atención adecuada y necesaria, si se genera una enfermedad “costosa” no habrían los recursos para atenderla.

La financiación no puede ser por este sistema, sino de uno, que permita el tratamiento que requiera el paciente sin importar su costo. Este hecho contradice el planteamiento de los contratos actuales de salud que afirman que “los docentes tienen derecho a recibir todos los servicios de salud necesarios para mantener y mejorar su estado de salud, sin limitaciones, salvo las exclusiones establecidas en el modelo de salud.“(3) Ni qué decir de las reclamaciones, ya no se contestan los Derechos de petición, aunque la ley diga que es de obligatoriedad de la empresa dar respuesta a la queja. Se dijo por parte de las empresas y de los sindicatos cuando se inventaron eso de “elegir” las Eps que prestarían el servicio exclusivo a maestros, en clínicas y laboratorios, la verdad Fersalud atiende en Bogotá a docentes (más de 45.000) y familiares también a docentes y familiares de Cundinamarca, además a trabajadores de Ferrocarriles y Puertos.

Con escasa infraestructura y personal reducido, el servicio tiene que ser deficiente. Muchos educadores debido a la mala calidad del servicio jamás solicitan citas, se recibe la plata de su cuota y la del Estado, lo que permitiría mejor atención para los que reciben tratamientos, pero no es así. Son pocos los educadores que pueden pagar un servicio complementario. Hablar de régimen especial en salud hoy, no pasa de pura demagogia. La situación se complica, porque es el peor momento para ser educador en nuestro país, la imagen del maestro no vale nada, la Ley del Menor y el infante permite que algunos niños cometan toda clase de atropellos contra sus compañeros o contra el maestro y no pasa nada.

 Hablar de régimen especial en salud hoy, no pasa de pura demagogia. La situación se complica, porque es el peor momento para ser educador en nuestro país, la imagen del maestro no vale nada, la Ley del Menor y el infante permite que algunos niños cometan toda clase de atropellos contra sus compañeros o contra el maestro y no pasa nada.

Es un completo abuso que ha hecho la administración de Abel Rodríguez al imponer 50 o más estudiantes por salón. Se ha generalizado la imposición de rectores verdugos, que agreden al maestro de manera permanente, le niegan el derecho a la libre expresión, lo aíslan, lo estigmatizan, patrocinan aperturas de procesos disciplinarios, lo trasladan, generando un verdadero acoso laboral. Se suma a esto las condiciones prestacionales y salariales, las generaciones jóvenes tienen un miserable salario, las posibilidades de ascenso son nulas y la estabilidad depende sólo de la palanca. Y la mayoría no tiene ese odioso instrumento impuesto en nuestra sociedad. Así la constante es la incertidumbre, la angustia y la soledad. En un tiempo al menos, se creía en la lucha, pero en estos épocas cunde el miedo y el miedo anula todas las posibilidades de pensar en defender los derechos u organizarnos para hacerlo. Por eso nuestros opresores siempre utilizan este recurso.

Esto ha llevado al maestro a sentirse indignado, humillado a trabajar porque le toca, ha llevado a cientos de maestros a enfermarse de cáncer, leucemia, artrosis, venas várices, tensión alta, el corazón y problemas de la voz. Dicen las organizaciones de Fono-audiólogos que hay 4 de cada 10 maestros con padecimientos de voz, otros con pérdida de audición, enfermedades cardio-vasculares, musculares, del sistema nervioso. (4) Muchos maestros se encuentran en casas de reposo, otros se han tenido que pensionar muy jóvenes, algunos han tenido que recurrir a la descarga laboral. Debe haber una cantidad importante de educadores que habrá solicitado la descarga pero eso debe estar definido a un mínimo establecido. No importa que la fila de solicitantes sea muy larga. (5)

P1110204
Se ha generalizado la imposición de rectores verdugos, que agreden al maestro de manera permanente, le niegan el derecho a la libre expresión, lo aíslan, lo estigmatizan, le abren procesos disciplinarios, lo trasladan, generando un verdadero acoso laboral

Se ha generalizado la imposición de rectores verdugos, que agreden al maestro de manera permanente, le niegan el derecho a la libre expresión, lo aíslan, lo estigmatizan, le abren procesos disciplinarios, lo trasladan, generando un verdadero acoso laboral

El cuadro de descarga laboral muestra cuáles son las localidades de Bogotá con más problemas: Kennedy con 116 solicitudes; Engativá con 86; Usaquén con 72; Suba con 69; y la Rafael Uribe con 64. Son algunas de las localidades con mayor concentración de estudiante por salón y de delicada problemática social. Aunque en todas las localidades hay solicitud de descarga. Hay un sector importante de educadores que quisiera retirarse pero la necesidad es más fuerte, tiene desgano, está desmotivado en todo aspecto y en estas condiciones es obvio que se enferme de cualquier cosa. El doctor Carlos Gómez R. psiquiatra de la Universidad Javeriana afirma que tres de cada diez docentes tienen el síndrome de agotamiento profesional. Agrega el doctor Conti, jefe de Medicina Laboral de Fersalud.

El cuadro de conceptos médicos vigentes de 2009 (6) presenta 731 descargas laborales; 207 recomendaciones médicas; hay 654 pensionados, y 112 traslados. Esto suma un total de 1.704 educadores que en un año, tienen problemas delicados de salud. Contando 20 días hábiles por mes serían más de dos educadores que por día necesitan descarga laboral y más de dos educadores requieren la pensión por invalidez. A la fecha se conoce que las descargas están congeladas. Cualquier administración debería estar preocupada por una situación tan delicada. Pero no se conocen medidas ni declaraciones al respecto. Lo que indica una negligencia real hacía la condición del educador por parte del patrón, ni qué decir de su organización sindical.

Las organizaciones sindicales también tienen su cuota de responsabilidad

Son responsables de la gravedad que ha tomado el problema de salud de los educadores colombianos los sindicalistas de Fecode, miembros del Polo Democrático, su política de los últimos años ha sido la del beneficio personal y no del colectivo, perdiendo así, el sindicalismo su razón de ser. Desde la presentación de la Ley 91, luego la 812 y por último el Acuerdo Cuatro de 2004 hasta su aplicación, Fecode no ha hecho un trabajo de difusión y organización para implementar una pelea del magisterio y poder defender su Régimen Especial. Al contrario, ha sido defensora de éstas medidas y ha reducido su crítica a un simple escrito o a una marchita y piensa que con eso, se van a echar abajo medidas tan agresivas como éstas. Fuera de eso los  del sindicato de maestros en Bogotá se interesaron en montar su propio negocio, La Mejor Salud, más conocida como Peor Salud, que terminó siendo un verdadero fiasco.

En Colombia la izquierda lleva unos 20 años entregando los principios que la caracterizaron: su indeclinable defensa de los intereses de los trabajadores y del pueblo, por encima de intereses personales. Eso se acabó, ahora lo frecuente es encontrar los Lucho Garzón, los Samuel Moreno, los Angelino Garzón en cargos como la Alcaldía de Bogotá persiguiendo a estudiantes, transportadores, vendedores ambulantes e imponiendo al pie de la letra las órdenes del Banco Mundial y el Fondo Monetario. Ni qué decir lo que ha sido la administración  de Abel Rodríguez, también del Polo Democrático, que ha aplicado al pie de la letra, la Revolución Educativa del imperio. Y los sindicalistas de Ade y Fecode en los cargos de dirección del patrón, !qué vergüenza!, se vendieron por un plato de lentejas.

Conductas que son reflejo de políticas internacionales, gestadas desde la caída rusa y de ahí en adelante reinó todo un proceso de entrega y conciliación de las izquierdas, al punto de llegar en España y Francia a gobernar los partidos socialistas, aplicando el sistema capitalista. En estos días en casi toda América latina hay gobiernos de “izquierda” que lo único que hacen son remiendos al sistema.

En Colombia la izquierda lleva más o menos 15 a 20 años entregando los principios que la caracterizaban: su indeclinable defensa de los intereses de los trabajadores y del pueblo, por encima de intereses personales. Eso se acabó, ahora lo frecuente es encontrar los Lucho Garzón, los Samuel Moreno, los Angelino Garzón en cargos como la alcaldía de Bogotá persiguiendo a estudiantes, transportadores, vendedores ambulantes e imponiendo al pie de la letra las órdenes del Banco Mundial y el Fondo Monetario. Ni qué decir lo que han sido las administraciones del señor Abel Rodríguez, también del Polo Democrático, ha aplicado al pie de la letra, la Revolución Educativa del imperio. Y los sindicalistas de Ade y Fecode en los cargos de dirección del patrón, ! qué vergüenza!, se vendieron por un plato de lentejas.

Terminaron ganando de esta política de “concertación propositiva“ los gobiernos arrodillados y han perdido los educadores. Todos los paros aprobados en los últimos años fueron levantados y terminaron siendo una simple marcha electoral. Los paros cívicos lo mismo, ya no se sabe qué es eso. Siendo que hay demasiados motivos  ara protestar. Cómo será, que los sindicalistas de la época de la traición han sido condecorados por nuestros verdugos, la ministra condecoró a la dirigencia de Fecode por sus 50 años, lo mismo hizo el alcalde Moreno, diciendo que con éstos eran muchas las coincidencias. Ha primado el interés electorero, que el de defender la educación, la salud, el Estatuto Docente, u otras reivindicaciones de los educadores. Se olvidaron de que, la lucha de masas es la garantía para mantener o conquistar los derechos de los trabajadores y del pueblo. Aunque, con cinismo, muchas veces le han achacado la culpa a la base del magisterio.Se olvidaron de que, la lucha de masas es la garantía para mantener o conquistar los derechos

Todos los paros aprobados en los últimos años fueron levantados, terminando como una simple marcha    

En los años 70 los valerosos dirigentes del magisterio estaban en la cárcel, ninguno aceptó cargos en las Secretarías de Educación, trabajaban en la base muy duro, explicando, estudiando, organizando siempre la protesta, tanto que llegaron a hacer huelgas hasta de tres meses y así, crearon una Fecode respetada, que llevó a conquistar las mejores condiciones laborales de los docentes de América latina. Hoy son una verdadera vergüenza, completos burócratas, que se han aprovechado de los sindicatos y las cooperativas para apoderarse de los mismos, el que menos tiempo lleva 20 años en esos aparatos, da pena, permitieron que el régimen acabará con todas las conquistas conseguidas con marchas, como la de los maestros de Santa Marta, que se vinieron a pie hasta Bogotá, cientos de presos en todo el país, muertos y muchas luchas

Incertidumbre y desesperanza viven los griegos
Incertidumbre y desesperanza viven los educadores

En el paro del 73 hubo 2.500 destituidos. En ese tiempo no había senadores ni concejales. Han engañado a los educadores, lo mismo que sus verdugos, se han hecho elegir y han terminado firmando las leyes que están enfermando a tantos educadores. Ya parece que el magisterio empieza a despertar de ese letargo y es una necesidad que lo haga porque es preferible luchar que enfermarse o terminar en una casa de reposo. Sabiendo lo de la ley 812 o el Acuerdo Cuatro de 2004 ¿por qué la dirigencia sindical no organizaba un gran movimiento, explicando sus graves implicaciones?, teniendo recursos y activistas para movilizar. Pero piensan que un paro se hace desde las butacas de las oficinas de Fecode.

Están casados con las administraciones, hacen que luchan con un aparente discurso radical, pero a la hora de la verdad les interesa más la rapiña por los cargos burocráticos, que defender los intereses de los docentes colombianos. El magisterio debe rescatar su organización sindical, echar por la puerta trasera a todos estos vendidos. Las organizaciones sindicales se crearon para defender los intereses de las mayorías no para que se beneficien unas minorías. Es indispensable rescatar la organización para poder defender de manera consecuente los intereses, no solo de la salud. Hay que empezar por algo. Es necesario superar el miedo, la desorganización de cada uno por su lado, superar las rencillas tontas que nos dividen en cada escuela o colegio, acabar con el espíritu de la rosca y el servilismo que generan más humillación.

Lo más importante es rescatar la dignidad, tener una posición de clase como los demás trabajadores del mundo, y pensar, que si nos organizamos y cada uno pone su granito de arena, como las hormigas, conseguiremos no sólo la destrucción de estas nefastas políticas sino la construcción de una sociedad justa, sin hambre ni desempleo. Tenemos una muy mala memoria histórica, tuvimos unos mejores servicios médico asistenciales, después más de uno defendió los mismos argumentos del gobierno a favor de la privatización de salud. Miremos ahora el resultado de dicha privatización, un verdadero desastre para los trabajadores y el pueblo. Solamente el Estado tiene la posibilidad de garantizar la salud para todo el pueblo, no el sector privado a quien sólo le interesa la ganancia. La privatización debe acabarse.

El resultado de dicha privatización, ha sido un verdadero desastre para los trabajadores y el pueblo. Solamente el Estado tiene la posibilidad de garantizar la salud para todo el pueblo, no el sector privado a quien sólo le interesa la ganancia. La privatización debe acabarse. 

La salud preventiva

Lo ideal sería evitar las enfermedades ¿cómo hacerlo?, se requerirían varias cosas: un educador que se sintiera respetado, valorado, en todo el sentido de la palabra. Que tenga un salario digno con el que pudiera sostener a su familia, tener una casa, buena alimentación, tiempo para recreación, buenas prestaciones, estabilidad laboral, posibilidades de ascenso como profesional, garantizada una adecuada, y completa atención en salud para él y sus familiares. Cursos de 25 estudiantes, cambio de la legislación educativa actual. Hay que cambiar las políticas y dirigentes sindicales actuales. Esto sería el comienzo de una lucha más grande por construir una sociedad diferente, en la que hayan derechos iguales para todos y las riquezas no estén concentradas en unos pocos, la humanidad tendrá que llegar a eso, porque este régimen huele a descompuesto.

En esta época, hay posibilidades de conseguir legislaciones como las de Canadá y Francia, que consagran atención a toda la familia y los hijos, atención en salud por igual para empleados e indigentes. Cirugías de todo costo, medicamentos, toda clase de procedimientos y exámenes con los aparatos más sofisticados para, no hay diferencia de servicio por condición social. Hay hospitales especializados, de cáncer, neurológicos, del corazón, etc. Si un paciente requiere una cirugía de peritonitis o fractura, se practica inmediatamente. El paciente no se retira del hospital hasta tanto no se haga un adecuado diagnóstico y tratamiento de su dolencia. El trabajador paga una cuota del 8% de su salario, el patrón el triple y también el Estado, quien es responsable número uno de la atención médica para todos los ciudadanos sin distingo. Esto se ha conseguido con la lucha de muchos años de trabajadores, no ha sido limosna, para lo que se requiere atreverse a defender sus derechos.

El Leonardo da Vinci llama a los educadores colombianos a sumarse al resto de la población para echar abajo la ley 100. Llama a los sindicatos de educadores a organizar protestas serias y de manera consecuente con la gravedad del problema, llama a las centrales obreras a realizar un paro indefinido exigiendo la derogatoria de la Ley 100, la Ley 812, y su ejecutoria el Acuerdo Cuatro, llama a las organizaciones de izquierda a deponer sus intereses electorales y poner por encima los intereses de salud de todo el pueblo y generar la consigna de: Salud para el pueblo por parte del Estado.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Concha Benavides    

                     

    

Notas:

1) Circular Fecode, julio 2 de 2009. Entrevista Dr. Leonardo Conti Jefe de Medicina Laboral de Médicos Asociados

2) Cuadro Enfermedades más frecuentes en Bogotá, Unidad de gestión Humana, Sed vigencia 2009. Veedores de Salud de ADE

3) Ibid.

4.) Cuadro Enfermedades más frecuentes en Bogotá, Unidad de gestión Humana, Sed vigencia 2009. Veedores de Salud de ADE

5) Descarga laboral por solicitud médica. Muestra 19 localidades de Bogotá, vigencia 2009. Gestión Humana Sed. Veedores Salud ADE

6) Circular Fecode, julio 2 de 2009. Entrevista Dr. Leonardo Conti Jefe de Medicina Laboral de Médicos Asociados.

7) Cuadro de conceptos médicos vigentes a 2009. Unidad de Gestión humana de la Sed.Veedores salud Ade.

 

 

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*