Reseña: Nuestro libro de cada día de José Saramago

 Por: Llura Di Lash

En esta ocasión vamos a hablar de un libro muy corto y a la vez demasiado sustancioso, debido a que nos hace pensar y reflexionar sobre la importancia de los libros y la lectura; esta obra lleva como título: Nuestro libro de cada día de José Saramago.

En general lo que el autor pretende es mostrarnos la importancia que tiene la lectura, nos explica que ésta es esencial para cosas tan básicas como saber entender las propuestas del candidato o el partido político por el cuál vas a votar en las elecciones; además, nos hace caer en cuenta en como sacamos muchas veces excusas, para no leer o no comprar un libro diciendo cosas como:”es que los libros son caros”, pero en realidad es una justificación más en la cual nos refugiamos para no leer.

Lo cierto es que no se puede obligar a nadie a leer, la lectura es algo que sencillamente nace, es una pasión, una devoción, un amor y es para personas con curiosidad intelectual; y es que hay un libro para cada tipo de persona, si uno no te aporta algo, puede que otro si, y, tal vez, podremos preguntarnos qué libro vale la pena leer y cuál otro no, pero es una pregunta sin respuesta debido a que cada persona lee lo que es de su gusto e interés, cada una establece su propio criterio.

Es verdad también, que desde la escuela y hasta la universidad, no nos han enseñado a tenerle amor a los libros y por ende mucho menos a la lectura, esto se ha dado tal vez por el problema de la masificación de la enseñanza, añadiendo que es complicado sólo el tema de la enseñanza misma; el autor plantea una solución y es que los profesores sepan valorar los libros, y no solo los básicos como los que enseñan matemáticas o historia sino todos en general.

Además hay muchas maneras de hacer mas amena la lectura, ésta no tiene necesariamente que convertirse en una actividad solitaria, por ejemplo se puede leer un libro, compartirlo y discutirlo con otros lectores ya sea en una librería u otro tipo de lugar, esto podría fomentar la lectura en el lector mismo, en vez de caer en la ambición de poner a todo el mundo a leer.

No necesariamente tienes que venir de familia que le guste leer, incluso puedes venir de familia analfabeta, pero si sientes gusto por la lectura sencillamente te vas a convertir en lector, como el claro ejemplo de nuestro autor; si no posees los medios para comprar un libro puedes ir a una biblioteca, intercambiar libros, comprarlos en librerías “de viejo”, sencillamente cuando quieres leer, lees.

El libro es el lugar donde te vas a encontrar, además, hayas sensibilidad, una visión de la vida, sentimientos, percepciones; vas a crear una conexión con el autor y siempre va a ser distinta dependiendo del lector, porque cada lector es un ser singular e irrepetible.

Por lo general creemos que basta con una sola lectura de un libro, pero esto es una grave equivocación, ya que en cada mirada podrás algo nuevo encontrar, percibir, detallar, etc.

La invitación es a que te tomes 30 minutos de tu tiempo y leas éste maravilloso libro y verás que muchas veces menospreciamos los libros, el trabajo de sus autores y los que trabajan en ellos, pero lo principal, caerás en cuenta de la gran oportunidad que puedes estar perdiendo al dejar de leer, por estar pegado unas cuatro horas a la televisión, cayendo así, en el facilismo, pero es que sencillamente las palabras son muy necesarias, así hayan imágenes. He aquí la importancia de la lectura.

¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*