El gato travieso

El gato travieso

 

Érase una vez un grupo de niños que se fueron de exploradores a un bosque  muya grande. Los pequeños iban acompañados de un gato siete vidas llamado Luna. El gato en su pelaje tenía una pulga atómica llamada Inés, siempre que los niños trabajaban de sacársela a Luna, se veía lo atómica que era. Los niños exploradores acamparon en una parte del bosque rodeado de grandes y enormes  árboles.

Luna, se escapó mientras todos los niños dormían, el gato se encontró con un grupo de animales: un gallo pintor, un perro inteligente y un gallina cenicienta, que al gato le pareció muy raro ese grupo de animales, los observó muy claramente y vio que estaban esperando a alguien y Luna preguntó ¿A quién están esperando?, el perro contestó a nuestra amiga la tortuga veloz que viene con nuestra cena.

Minutos después llegó como un relámpago la tortuga veloz, agitada diciendo: perdón…perdón por la tardanza me demoré un poco, había algunos obstáculos pero… aquí estoy con la cena. Luna, el gato se sorprendió y del susto sacó volando a la pulga hacia el perro, pero la hizo sacar volando y ¡paf  se estrello contra un árbol.

El gallo le dio un poco de pizza a la Luna u él se la comió. Al día siguiente los niños buscaron a ala una por todas partes y el llegó como si nada: A Luna lo regañaron  por no avisar que se iba a ir y por decir mentiras.

Esa misma noche llegó el grupo de animales y le preguntaron a Luna si quería de nuevo comer con ellos. No puedo o me regañaran otra vez, lo0s niños escucharon la conversación y asustaron a Luna y a los demás compañeros, los amigos del gato.

Entonces Luna les explicó a los niños todo desde el principio, ellos le entendieron y lo dejaron salir pero que regresara temprano.

Moraleja: decir siempre la verdad,  siempre te favorecerá.
¡Comparte este contenido!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*